Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 4 de octubre de 2014

iPhone 6


Mirad el vídeo, luego leed lo de abajo.






Jack Cooksey fué la primera persona que compró el iPhone 6 en la tienda de Apple de Perth, en Australia. Cuándo él salió de la tienda, una periodista le preguntó si podía abrir la caja, él lo intentaba pero estaba demasiado nervioso.
Cuándo por fin la abrió, se le cayó el móvil, quedando en ridículo delante de todo el mundo.

Os cuento ésta noticia porque me ha parecido interesante y a la vez patética.
No puedo creer que por conseguir una máquina estúpida, haya gente que se quede durmiendo a la calle.
Y que porqué se le caiga un móvil a alguien, todo el mundo se vuelva loco.
Es cómo: ¡Oh, no! Se le ha caído el nuevo iPhone 6, ¡¡moriremos todos!!

En fin, que en vez de preocuparse por cosas más importantes cómo por el hambre que pasan los niños de África, entre otras cosas, se preocupan por una mierda de móvil.

Y antes de que alguien me venga a decir alguna gilipollez, quiero aclarar que es sólo una opinión.

2 comentarios:

  1. Talvez se sorprendieron porque hacerlo era gratis, nadie va a pagar por esa noticia pero si es gratis, vale la pena...
    Mucha gente es egoista dependiendo del nivel de responsabilidad/culpa/caridad, uno podra comprarse unas facturas sin pensar que con ese dinero una mujer en africa podria comprarse una cabra (lechera) y alimentarla por un año...
    A lo mejor no somos tan egoistas sino vagos, si uno pudiera donar sangre automaticamente con solo decir "dono un litro", talvez habria mas donaciones, cuando se pagan esos gestos no siempre se paga la sangre sino la voluntad.

    Perdon si sono a estupidez pero solo es una opinion.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierto modo tienes razón.
      Gracias por comentar y dar tu opinión. :-)

      Eliminar